Universidad de Sevilla

Compromiso con la integración dentro y fuera de las aulas

La US es una de las pioneras en España en ofrecer un completo programa en atención a la discapacidad

La Universidad de Sevilla mantiene año a año su apuesta por la integración de las personas con discapacidad. Actualmente son 624 los estudiantes con discapacidad matriculados en prácticamente todas las titulaciones. Este número se ha duplicado desde el curso 2009/2010, cuando se puso en marcha el primer Plan Integral de Atención a la Discapacidad. Para atender a todos ellos, al igual que a los 81 miembros del personal de la US con alguna discapacidad, la institución desarrolla una serie de iniciativas que se articulan en tres grandes ejes: la atención integral a las personas que la padecen, la participación activa de toda la comunidad universitaria y la transversalidad.

Uno de los ejes fundamentales de este Plan Integral, que ya va por su segunda edición, es la atención personalizada a los miembros de la comunidad universitaria con discapacidad. Diversos programas prestan apoyo a las necesidades de los estudiantes con discapacidad en el acceso a la Universidad, durante su permanencia y en la incorporación al mercado laboral. Por ejemplo, durante las pruebas de acceso a la universidad se habilita un aula para estudiantes con necesidades especiales por la que ya han pasado más de 700 alumnos. Del mismo modo, existen planes destinados a los miembros del personal de la US que así lo requieran.

Garantizar la igualdad de oportunidades es un principio básico en la Universidad de Sevilla. Para ello es prioritario adaptar y disponer los recursos que permitan la accesibilidad a todos los espacios universitarios y a la información de las personas con diversidad funcional. Entre las adaptaciones que se realizan con más frecuencia están la eliminación de cualquier barrera arquitectónica, la adaptación de puestos en aulas, laboratorios o bibliotecas, así como cambios de turno o sistemas de evaluación específicos.

Además de estas actuaciones, el alumnado con discapacidad puede solicitar el acompañamiento de un estudiante colaborador en tareas académicas o un estudiante para ayuda en tareas de la vida cotidiana. En el caso de las personas usuarias de lengua de signos, se les asigna un intérprete que les acompaña en todas las tareas académicas.

Sensibilizar desde el conocimiento

La sensibilización y formación de toda la comunidad universitaria en materia de discapacidad es otra de las prioridades de las acciones de la US en este ámbito. Jornadas, campañas y actos con motivos de los días mundiales dedicados a estas realidades son algunas de las iniciativas impulsadas en este sentido. Desde el curso 2012/13 se oferta un itinerario formativo gratuito, con reconocimiento de créditos ECTS, centrado en la discapacidad. Además, son habituales los cursos centrados en temáticas como lengua de signos, afectividad y sexualidad o asperger, entre otras.

Desde el curso 2012/13 se oferta un itinerario formativo gratuito, con reconocimiento de créditos ECTS, centrado en la discapacidad.

En la misma línea van las acciones para promover la investigación relacionada con la discapacidad. Se manifiestan tanto en la promoción de la investigación en materia de discapacidad como con medidas que permitan la incorporación de personas con discapacidad a la carrera académica. Entre las últimas medidas adoptadas en este sentido figuran la reserva de un 5% de plazas en programas de máster y doctorado, así como en las becas de iniciación a la ciencia y los contratos de acceso del Plan propio de Investigación. Además, se está trabajando en ayudas para los grupos de investigación que incorporen a personas con discapacidad.

Más allá de las aulas

El Plan Integral de Atención a la Discapacidad, que ya va por su segunda edición, se compone de un amplio abanico de iniciativas personalizadas.

El compromiso de la US con la inclusión de las personas con discapacidad trasciende el ámbito universitario. Por ello, son numerosos los convenios con entidades para promover el desarrollo y participación de estas personas en todos los ámbitos de la sociedad. Entre ellos, destaca el programa de apoyo a las necesidades de atención temprana de los niños con discapacidad matriculados en las escuelas infantiles de la US, la oferta de plazas para pequeños con discapacidad en las ludotecas y campamentos durante las vacaciones escolares o los programas de prácticas remuneradas en empresas externas o en distintos servicios de la propia US.

Todas estas iniciativas hacen de la Universidad de Sevilla una de las pioneras en España en este ámbito. Junto a la Universidad de Valencia, es la única que puntúa en todos los indicadores del ranking de la Fundación Universia sobre atención a la discapacidad. Además, sus iniciativas han sido reconocidas con diversos galardones, como un premio a las buenas prácticas por la Junta de Andalucía o el premio Bandera de Andalucía al proyecto Contigo.